Connect with us

Críticas

Bajo el mismo techo. Nido vacío

En esta ocasión nos centramos en una comedia nacional recién estrenada en Movistar Plus, Bajo el mismo techo (2019) de la directora española Juana Macías que se estrenó en la gran pantalla a principios de febrero de este mismo año. Uno de los mayores atractivos de la obra sin lugar a dudas es su tándem protagonista, hecho que su promoción así lo ha acentuado. Silvia Abril y Jordi Sánchez son dos colosos de la comedia nacional, tanto en cine como en teatro o en la pequeña pantalla. Una comedia protagonizada por ambos ya implica un atractivo inicial realmente interesante. Su directora es sin duda otra de los grandes pilares de la obra. Premio Goya al mejor cortometraje de ficción por Siete cafés por semana (1999), nominada al Premio Goya al mejor director novel por Planes para mañana (2010) y directora de Embarazados (2016) con otros dos colosos de la pantalla como Alexandra Jiménez y Paco León es una filmografía a tener en cuenta. Con Bajo el mismo techo (2019) se espera una obra ligera, fresca, dinámica. Quizás no desternillante de principio a fin, pero si lo suficientemente simpática y divertida para pasar una bonita tarde de fin de semana. Sin más preámbulos vamos a por ella.

La sinopsis nos sitúa en una pareja adulta, Nadia y Adrián, una gran casa con su respectiva gran hipoteca y un divorcio latente. Cuando este se consuma, ambos tendrán que convivir hasta vender su inversión habitacional vital. El film se divide y varias fases y en esta ocasión es más explícito que de costumbre dado que la propia película así se estructura. El punto de partida es claro y el desarrollo argumental se centra en los vuelcos que da la vida de uno y de otro en el contexto de divorcio y convivencia donde se centra la acción. Ya en esa idea nos encontramos con el primer gran acierto de la obra, su verosimilitud. Nadia y Adrián, interpretados por Silvia Abril y Jordi Sanchez respectivamente, son dos personajes reales, tremendamente veraces. El punto de partida es creíble, la relación entre ambos también y su desarrollo en mayor y menor medida también. La vida da muchas vueltas, idea que se explota en el film de gran manera. Bueno, quizás en la realidad tantas y tantas vueltas no da, pero ya se me entiende.

El papel de Silvia y Jordi potencia muchísimo la verosimilitud de los personajes. No hay que olvidar que estamos ante dos colosos de la comedia nacional, pero ellos solos no hubieran podido crear esa aureola de cotidianidad que emana del film. Bien por la creación de personajes y bien por su interpretación. Destacar también el gran reparto nacional que les acompaña con Cristina Castaño, Daniel Guzman, Álvaro Cervantes, Ana Morgade o Malena Alterio. La obra sin lugar a dudas cuenta con un reparto estelar a nivel nacional.

La idea original y su ejecución, a pesar de ser más que correcta lleva a la película a cierta tierra de nadie. Sin lugar a dudas es una obra amena y ligera y en menos medida fresca y divertida. La exageración en alguna de sus situaciones no consigue llevarla a momentos que se puedan catalogar como divertidos. La temática y su desarrollo tampoco potencian su frescura. Los personajes y sus interpretaciones buscan simular en cierta forma una situación real, pero no consiguen transmitir al espectador prácticamente nada. La falta de empatía es marcada, sensación que únicamente se apacigua en su recta final donde la interpretación de ambos actores sale a la palestra para que emane algo de sus personajes. Tampoco se apuesta por una comedia romántica propiamente dicha, por lo cual tampoco se nos transmite un sentimiento de amor, desilusión o decadencia emocional.

La obra no se hace larga, su ritmo es acertado y su visionado es ligero, pero fruto de lo expuesto, la falta de transmisión perjudica su esencia. Sabemos a la perfección en la situación en que se encuentran los protagonistas, a los cuales les pasan cosas y poca cosa más. Cierta sensación de vacío en su visionado y nula sensación al terminarla. Para pasar una tarde de fin de semana tirado en el sofá, sirve, sin más pretensiones que esa. Para pasar una tarde divertida, entretenida, simpática, graciosa, sinceramente no creo que esta sea la obra adecuada.

Visits: 160
2.5

Conclusión

En resumen, Bajo el mismo techo (2019) de Juana Macías nos habla de una situación veraz entre una pareja adulta, idea se potencia y centra la obra. Protagonizada por Silvia Abril y Jordi Sanchez el film apuesta por esa idea en una obra ligera y con un reparto secundario de lujo. La falta de empatía, carisma o frescura provocan cierta sensación de vacío.

1917a 1917a

1917, paloma mensajera

Críticas

Midsommar. Horror Folk A pleno sol

Críticas

Amenaza en la sombra. Banda Sonora

BSO

cibra 2019 cibra 2019

Gala Inaugural XI edición del Festival del cine y la palabra CIBRA

CIBRA

Conecta
Suscríbete a nuestra Newsletter