Connect with us

Festivales

Ready or not. Peso pluma

Nueva película dentro del Festival de cine fantástico de Sitges con Ready or not (2019) de Matt Bettinelli Olpin y Tyler Gillett. Nos situamos en otra de las grandes apuestas del festival dirigida por los creadores de historias en dos de las grandes antologías de terror modernas como VHS (2012) y Southbound (2015). La sinopsis nos sitúa en la previa de una boda entre una joven y un joven adinerado. La familia de este tiene la peculiar tradición de iniciar una cacería sangrienta donde la prometida es la presa. Muchas esperanzas en una obra que ha gustado en Sitges, con directores capaces de lo mejor. Se espera un survival tremendamente entretenido, con un ritmo trepidante, las dosis adecuadas de sangre y/o gore y ver brillar a la actriz protagonista, la joven Samara Weaving. Sin más preámbulos, vamos a por ella.

¿La película entretiene? Sin lugar a dudas. ¿Cuenta con un ritmo ligero? Como una pluma. ¿Hay dosis de sangre y/o gore? Las necesarias. ¿Es suficiente? Para nada. Las expectativas globales creadas eran superiores a eso, sobretodo después de que todo el mundo en Sitges hablará bien de ella.

La película se presenta fácil y ágil. Sus primeros compases generan esa bonita sensación de sonrisa continua, gracias en gran parte al personaje de Grace interpretado por la australiana Samara Weaving. Contextualizado el film y esos primeros minutos realmente fantásticos, la obra se empieza a desarrollar y ahí es donde empieza la inesperada cuesta a abajo.

A pesar de haber bajas en los secundarios de los secundarios, se esperaba ver un survival de más intenso, más vengativo, con más fuerza. Ready or not no tiene la fuerza necesaria ni tampoco apuesta por tenerla. Persecuciones arriba y abajo y unos secundarios sin carisma ni intención de tenerla no ayudan a ello. Mantiene la obra a flote el formidable postureo de Samara Weaving y las grandes escenas que centra, las vistas en posters y trailers básicamente. Destacar la importancia vital de la música en una película de ese estilo. Esa sensación de sonrisa continua desaparece. La película es divertida, sin lugar a dudas, pero ya no es lo mismo. En esta ocasión la Obertura 1812 de Chaikovski que tantísimo se disfruto en V de Vendetta (2006) se ve tremendamente desaprovechada.

A nivel argumental todo es muy sencillo y lineal. Un juego de persecución y caza de una familia hacía una joven prometida. Secundarios planos y tópicos sin mucho ímpetu tampoco para dar fin a su cometido y poca cosa más. En su recta final el argumento da señales de vida con una buena y gamberra conclusión. En este punto Grace regresa a su esencia para deleitar al espectador.

Visits: 102
3

Conclusión

Matt Bettinelli Olpin y Tyler Gillett nos proponen con Ready or Not una obra ligera, entretenida con sus momentos de divertimiento, sin más. La sensación de sonrisa continua y tontuna tan deseada se vuelve efímera pasados los primeros compases. Samara Weaving sostiene la obra al inicio y al final con una fuerza que durante su desarrollo se limita al fantástico postureo, fantástico, pero postureo al fin y al cabo.

1917a 1917a

1917, paloma mensajera

Críticas

Midsommar. Horror Folk A pleno sol

Críticas

Amenaza en la sombra. Banda Sonora

BSO

cibra 2019 cibra 2019

Gala Inaugural XI edición del Festival del cine y la palabra CIBRA

CIBRA

Conecta
Suscríbete a nuestra Newsletter